Inicio » Embarazo » Mitos del embarazo » ¿Es malo ir a la sauna durante el embarazo?

¿Es malo ir a la sauna durante el embarazo?

sauna en el embarazoPuede que hayáis escuchado que no es bueno ir a la sauna durante el embarazo, así como usar un jacuzzi, darse baños de vapor y opciones similares que, en principio, podrían parecer saludables y relajantes. Esto es cierto, ya que durante el embarazo se debe evitar o tomar con mucha precaución estar en ambientes con altas temparaturas, que pueden provocar mareos, desmayos, baja presión arterial y que incluso pueden ser peligrosos para el bebé, pues éste recibiría menos oxígeno.


Por eso, recomendamos evitar los baños turcos y las saunas si estás embarazada. Las altas temperaturas, los vapores y el agua demasiado caliente provocan la dilatación excesiva de los vasos sanguíneos, y esto hace aumentar el trabajo cardiaco de la futura mamá. También se puede producir una deshidratación.