Inicio » Parto » Síntomas de parto » ¿Cómo diferenciar las contracciones de parto de las contracciones Braxton Hicks?

¿Cómo diferenciar las contracciones de parto de las contracciones Braxton Hicks?

diferenciar-contracciones-Braxton-HicksDurante el embarazo es habitual tener contracciones que no implica que tengas que estar de parto. En cualquier caso, si tienes contracciones molestas y de forma repetitiva lo mejor es que acudas a tu médico. Aquí te explicamos como diferenciar las contracciones Braxton Hicks de las del parto:

Las contracciones Braxton Hicks

Las contracciones de Braxton Hicks comienzan a producirse a partir de la sexta semana de embarazo aunque comienzan a manifestarse a partir de la semana 20. Hay mujeres que no las llegan a sentir nunca aunque todas las tienen.

  • No son del todo dolorosas, es decir, son molestas e incómodas pero no producen un dolor grande.
  • La barriga se pone dura, es incómodo pero no llega a resultar doloroso, son como un apretón en la barriga
  • No ocurre en intervalos regulares: es decir, aparecerán y desaparacerán de forma independendiente. Sin ser recurrente en el tiempo
  • Suelen desaparecer mientras caminas o cambias de posición



Las contracciones de parto

En cada mujer las contracciones de parto pueden tener características diferentes. A algunas mujeres les resultan más dolorosas, a otras no les causa dolor, a algunas mujeres tardan en llegar seguidas y a otras enseguida tienen contracciones muy repetitivas. Estas son las características generales que te servirán para diferenciar las contracciones de parto de las de Braxton Hicks

  • Son dolorosas, similares a los calambres de la menstruación
  • Ocurren de forma reincidente, siguen un patrón de tiempo y cada vez van produciéndose más seguidas y más largas
  • Se acentúan cuando caminas
  • Suelen causar dolor en la espalda o el abdomen. También presión en la pelvis
  • Nauseas
  • Suelen durar unos 30-70 segundos y se repiten cada 5-10 minutos