Inicio » Parto » ¿Es peligroso utilizar fórceps en el parto?

¿Es peligroso utilizar fórceps en el parto?

¿Es peligroso utilizar fórceps en el parto?Sólo se utiliza fórceps en el parto cuando es estrictamente necesario. Antes sí que se usaba con más frecuencia pero hoy en día se considera que utilizar los fórceps ayuda a finalizar el parto pero puede ser un instrumento incómodo y doloroso. Por eso, se intenta evitar partos instrumentales y conseguir que el parto sea lo más natural posible. Pese a que se utilizan fórceps para ayudar a la madre, hay algunos riesgos que se asumen cuando se utiliza fórceps

Riesgos de utilizar fórceps en la madre

  • Desgarros en la vagina: Es un instrumento que en mayor o menor medida actua de forma invasiva en el cuerpo, por lo que aumentan las posibilidades de que se produzca un desgarro vaginal
  • Problemas y dolores para orinar o defecar tras el parto
  • Incontinencia fecal tras el parto: este tipo de problema puede ocurrir en cualquier tipo de parto pero es más probable que ocurra en los partos asistidos con fórceps
  • Estreñimiento: dado que el post-parto es más doloroso, el cuerpo inenta evitar realizar esfuerzos como el defecar
  • Mayor incomodidad en el post-parto  y recuperación más lenta
  • Necesidad de ser cosida con puntos: por lo que la recuperación tras el parto será más lenta



Riesgos de utilizar fórceps en el bebé

¿Es peligroso utilizar fórceps en el parto?

  • Moratones, chichones, bultos o golpes en la cabeza del bebé. Suelen desaparecer  dos o tres días después del parto
  • Puede que la cabeza adopte una forma más apepinada, cosa que suele suavizarse al cabo de los días
  • Puede cortarse por los fórceps y sangrar aunque esto ocurre muy poco
  • Es muy poco probable que suceda pero puede provocar daños en el cráneo del bebé si no se ha utilizado el fórceps de forma correcta o si el parto ha sido extremadamente complicado

En cualquier caso, si tienes alguna duda sobre la utilización de los fórceps durante el parto, lo mejor que puedes hacer es consultar con tu médico los riesgos y peligros.